Observan ondas gigantescas en el Sol, de más de medio millón de kilómetros

Una reciente investigación ha revelado que las enormes ondas lentas que impulsan el clima de la Tierra y dan forma a los remolinos en la atmósfera de Júpiter, también existen en el Sol.

Son denominadas ondas de Rossby u ondas planetarias, y son ondas a gran escala que se presentan en todos los fluidos en rotación, pero ahora han sido identificadas en el Sol.

Laurent Gizon del Max Planck Institute for Solar System Research y coautor del estudio, dijo en un comunicado:

“Las ondas de Solar Rossby son de un tamaño gigantesco, con longitudes de onda comparables al radio solar”. (El radio promedio del sol es de 696.000 kilómetros).

Aun así, estas ondas se mueven muy lentamente, con depresiones y picos poco profundos, por lo que no siempre son fáciles de detectar, especialmente en medio de otros remolinos y disturbios en un cuerpo tan vivo como el Sol.

El año pasado, los científicos utilizaron mediciones del NASA’s Solar Dynamics Observatory (SDO) y el Solar Terrestrial Relations Observatory para deducir que las ondas de Rossby podrían existir en el Sol. Las nuevas medidas, también tomadas del SDO, son más directas y detalladas, lo que confirma que las ondas de Rossby en realidad irritan el interior del sol.

Movimiento oculto

Investigadores del Max Planck Institute for Solar System Research, la Universidad de Göttingen (ambos en Alemania), la Universidad de Nueva York en Abu Dhabi y la Universidad de Stanford analizaron los datos del instrumento Helioseismic and Magnetic Imager del SDO. Se enfocaron en gránulos similares a burbujas en la superficie visible del sol, llamada fotósfera. Estos gránulos, cada uno de aproximadamente 1.000 kilómetros, según la NASA, son el pico de las células de convección, donde el material calentado del interior del Sol emerge hacia la superficie, se extiende y luego se enfría, hundiéndose a lo largo de las líneas oscuras que divide los gránulos. Según la NASA, estos gránulos son hiperintensos, con materiales que burbujean a una velocidad de hasta 24,000 kilómetros por hora.

Representación artística de la estructura del Sol y una gigante roja, mostrando sus zonas convectivas. Estas son las zonas granuladas en las capas exteriores de las estrellas.

Los movimientos de estos gránulos revelaron ondas de Rossby subyacentes, informaron los investigadores el 7 de mayo en la revista Nature Astronomy.

Ondas energéticas

Los investigadores descubrieron que las ondas se presentan profundamente debajo de la superficie del Sol, cerca de 20,000 kilómetros en su interior.

Estiman que las ondas son responsables de aproximadamente la mitad de la energía cinética del Sol, por lo que son clave para comprender la dinámica interna de la estrella.

Gizon dijo en un comunicado:

En general, encontramos ondas de vorticidad a gran escala en el Sol que se mueven en la dirección opuesta a la rotación”.

Fuente: Live Science

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.