Noticias

NASA encuentra una nave espacial perdida en la órbita de nuestra Luna

Una nave espacial de la India que perdió contacto con la Tierra hace ocho años ha sido redescubierta en órbita alrededor de la Luna.

Los radares terrestres de la NASA han detectado la señal de la pequeña nave Chandrayaan-1 de la Organización India de Investigaciones Espaciales (ISRO), que dejó la Tierra en dirección a la órbita de la Luna en 2008 y fue escuchada por última vez en agosto de 2009.

Pensarías que no sería tan difícil encontrar una nave espacial que sabemos que está en órbita alrededor de nuestro satélite más cercano, pero es mucho más complicado de lo que parece.

Es bastante difícil encontrar con precisión los desechos espaciales en la propia órbita de la Tierra, y gracias a la luz lunar, los telescopios ópticos están fuera cuando se trata de buscar objetos perdidos alrededor de la Luna.

Sin mencionar que Chandrayaan-1 está a sólo 1,5 metros (5 pies) de cada lado, así que desde la Tierra sería menos que una pequeña mota alrededor de la Luna.

También existe el hecho de que nuestra Luna está cubierta en regiones llamadas mascons, o concentraciones masivas, que tienen un tirón gravitatorio más alto que el promedio y que han sido conocidas para arrastras una nave espacial fuera de la órbita con el tiempo.

Así que, a pesar de que por última vez escuchamos de Chandrayaan-1 mientras giraba alrededor de la Luna, después de ocho años de silencio por radio, no había garantías de que todavía estuviera allí, y el orbitador había sido clasificado como «perdido».

Pero la NASA ha usado una nueva técnica de radar para descubrir la nave espacial desaparecida, así como también ha mostrado que podría localizar con precisión la ubicación del todavía activo Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA.

«Encontrar el LRO fue relativamente fácil, ya que estábamos trabajando con los navegadores de la misión y tenía datos precisos de la órbita donde estaba ubicada», dijo Marina Brozovic, científica radar del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

«Encontrar Chandrayaan-1 de la India requirió un poco más de trabajo de detective porque el último contacto con la nave espacial fue en agosto de 2009.»

Para averiguarlo, el equipo primero llegó con las mejores predicciones de donde Chandrayaan-1 podría haber terminado. De acuerdo a donde se escuchó por última vez, la mejor suposición era que estaría a unos 200 km (124 millas) sobre la Luna, en una órbita polar.

Sobre la base de esa estimación, luego emitieron microondas hacia el polo norte de la Luna, a unos 380.000 km de distancia, usando una enorme antena en el complejo Goldstone Deep Space Communications de la NASA en California, y esperaron a recuperarlas.

La idea era que si alguna pequeña nave espacial cruzaba los caminos de estas microondas, podrían detectarlas, similar a la forma en que podemos mapear el fondo de los océanos de la Tierra con radares.

Y eso es exactamente lo que sucedió – el equipo detectó una pequeña nave espacial cruzando la trayectoria de las microondas dos veces en alrededor de cuatro horas, el mismo período orbital que se predijo que tendría Chandrayaan-1.

Continuaron escuchando los radares quecaptaban la señales recuperadas de la nave espacial para tener una mejor idea de su nueva órbita y posición. Impresionantemente, encontraron que apenas había cambiado de rumbo en los casi ocho años que había estado a la deriva por sí mismo.

«Resulta que necesitábamos cambiar la ubicación de Chandrayaan-1 en unos 180 grados, o la mitad de un ciclo de las estimaciones orbitales de 2009», dijo Ryan Park, gerente del grupo Solar System Dynamics de JPL.

«Pero de lo contrario, la órbita de Chandrayaan-1 todavía tenía la forma y la alineación que esperábamos».

Chandrayaan-1 fue la primera misión de la India a la Luna, y su tarea era realizar cartografía química y geológica.

Nadie sabe en qué estado se encuentra ahora la nave espacial o qué es lo que ha estado haciendo ahí afuera en las frías profundidades del espacio todo este tiempo, pero es un poco reconfortante saber que todavía está allí.

India está planeando su segunda misión lunar, Chandrayaan-2, que consistirá en un orbitador, un aterrizador y un rover, para principios de 2018.

Chandrayaan-2: Orbitador, aterrizador y rover, que será lanzada en 2018.

Chandrayaan-2: Orbitador, aterrizador y rover, que será lanzada en 2018.

En el caso de Chandrayaan-1, no hay mucho que podamos hacer con esta información. Pero el descubrimiento exacto de la nave espacial, así como el LRO de la NASA, es una prueba de concepto para esta nueva técnica, la cual será enormemente útil en los próximos años mientras seguimos enviando humanos y tecnología al espacio.

No sólo significa que podemos mantener un mejor seguimiento de cualquier nave espacial o las personas que tenemos en el espacio, también significa que podemos controlar mejor los peligros en su camino.

Además, siempre es bueno saber que en la fría extensión de espacio alguien en casa puede averiguar dónde se encuentra.

Fuente: codigooculto

Categorías:Noticias

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s