PARANORMAL

Madre australiana fotografía el espíritu de su bebé muerto protegiendo a su hermana gemela

espiritu-bebe-muerto

¿Alguna vez has sentido como tus seres queridos fallecidos o familiares están intentado comunicarte contigo desde el más allá? A veces, puede que seas consciente de su presencia, otras veces puede que se querían manifestar a través de señales. En este último caso puedes llegar a escuchar sonidos familiares, tener fuertes sensaciones de protección o simplemente ver una presencia por el rabillo del ojo sólo para darte la vuelta y no encontrar a nadie. Experiencias como éstas pueden significar que estés recibiendo señales desde el mundo espiritual.

Pero parece ser que, con el avance de la tecnología, los espíritus han encontrado una nueva manera de comunicación. Una de las formas más populares es a través de los orbes. Una gran cantidad de personas captan orbes con sus teléfonos y cámaras fotografías. Estas bolas de luz son espíritu y quieren hacernos saber que están cerca de nosotros, a nuestro alrededor. A menudo aparecen en las fotos familiares tomadas en los cumpleaños, la Navidad, bodas y bautizos. El mensaje que nos quieren hacer transmitir es que todavía son parte de la familia, pero sólo en el otro mundo y que nunca nos han dejado.

Aunque en ciertas ocasiones la presencia va más allá de materializarse en forma de orbe, y puede ser fotografiada en su forma humana. Este ha sido el caso de una madre australiana, quien asegura haber fotografiado el fantasma de su hijo que murió al nacer.

¿Ángel de la guarda?

La madre de seis niños Deb Larcombe, de 52 años, le dieron la peor noticia de su vida. Durante el embarazo los doctores le dijeron que el corazón de uno de sus gemelos tenía un cromosoma extra, lo que significaba que tenía pocas opciones de sobrevivir a su primer día. El pequeño Jeremy tenía un 95% de probabilidades de morir antes de su nacimiento, por lo que también había una alta probabilidad de perder a su hermana Taylah Smith ya que se encontraba encima de él en el útero materno.

Pero ahora Deb está convencida de que su hijo se aferró a la vida hasta la fecha de nacimiento para que se pudiera salvar su hermana, por lo que se creó un vínculo entre los gemelos que fue más allá de la trágica muerte, con apenas una hora y 20 minutos de edad. Deb ha publicado una fotografía familia donde se pude ver una forma brillante sobre la cabeza de su hija de ocho años. La madre australiana está convencida de que es el espíritu de Jeremy protegiendo a su hermana gemela. La imagen fue tomada en Queensland, Australia, durante la preparación de la boda entre Deb y su pareja Wayne Larcombe, de 45 años.

La increíble imagen, la cual fue tomada el 3 de septiembre del año pasado, muestra a Taylah sentada sosteniendo a su sobrina de tres meses de edad, junto con sus sobrinos Haydyn y Jayce.

“Yo y Wayne estábamos en casa de mis padres, porque nos íbamos a casar esa semana, pero era una sorpresa, nadie los sabía”, dijo Deb al tabloide británico The Sun. “Así que le preguntamos a mi hija Shanelle King-Massey, de 21 años, que tomara algunas fotos de la familia de ese momento tan importante para nosotros, quería algunas fotos de mis hijos y mis nietos. Pero ella no sabía que iban a ser fotografías para nuestra boda. Después de ver en la imagen con la cara resplandeciente junto a Taylah, la gente me ha dicho que Jeremy quería salir en la foto. Es muy especial para mí. Tenemos una pequeña fotografía de él, pero ahora queremos una más grande para ponerla en un marco y colgarlo de la pared. En todas las fotos de ese día parece haber algo junto a ellos. Es como si hubiera una luz moviéndose alrededor de Taylah, y creo que podría ser Jeremy. Si él está allí entonces es como un amigo y es bueno saber que está cerca, velando por su hermana.”

Deb explicó que su hija Shanelle no vio nada extraño en el momento de tomar la fotografía y también ha negado que haya sido editada con algún programa tipo Photoshop. Sin embargo, no quiere creer que se trate de Jeremy, porque tiene miedo. Sólo tenía 14 años cuando murió su hermano y aún no lo ha superado. Pero al parecer este no sería el primer encuentro entre hermana y hermano. A la temprana edad de dos años la pequeña Taylah se comunicaba con Jeremy.

“Una vez, cuando tenía dos años Taylah estaba en la cama y la oí reírse y mirar un espejo”, continuó explicando Deb. “Cuando le pregunté por qué estaba riendo ella me dijo que era Jeremy. Yo no le pregunté más sobre su hermano porque era muy joven y podría asustarla. Fue muy raro, aunque lo primero que pensé es que se trataba de juegos de niños pequeños. Siempre me gusta hablar del nacimiento y la muerte de Jeremy. Hablar de ello me hace sentir cerca de mi hijo y es lo mismo con esta foto. Wayne piensa lo mismo, dice que la foto es muy interesante y le gusta escuchar lo que los demás ven en ella.”

Sea lo que sea la extraña forma brillante en la foto, lo que está claro es que para esta madre australiana ha sido toda una bendición. Y en ocasiones, las pequeñas señales son las que nos ayudan a seguir hacia delante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s