INTERNACIONAL

El brutal crimen de Nochevieja evidencia la lacra de la violencia machista en Brasil

1483273129_996330_1483286983_noticia_normal_recorte1

El país incrementó las penas al maltrato doméstico en 2006, pero la ley que condena los feminicidios se aprobó hasta 2015.

La matanza de Nochevieja en una casa de São Paulo, en la que murieron 12 personas asesinadas a tiros, ha puesto de nuevo en evidencia la lacra de la violencia de género en Brasil, país con uno de los índices de asesinatos de mujeres más altos. El autor del crimen, que acabó con la vida de su exesposa, de su hijo y otros familiares, dejó varias cartas cargadas de odio hacia las mujeres. Brasil incrementó las penas al maltrato doméstico en 2006, pero la ley que condena los feminicidios solo se aprobó en 2015.

Faltaban pocos minutos para el inicio de 2017 cuando el técnico de laboratorio Sidnei Ramis de Araújo, de 46 años, aparcó delante de una casa del barrio de clase media baja Jardim Aurélia, en la ciudad de Campinas, en el interior del Estado de São Paulo. Armado con dos pistolas y diez bombas caseras, saltó el muro de la casa, donde se celebraba la Nochevieja, y asesinó a su exmujer, Isamara Filier, de 41 años, a su hijo, João Victor, de ocho, y a otras diez personas más. Después de la masacre, Araújo se mató de un disparo en la cabeza.

 La dueña de la casa donde pasó la tragedia, una familiar de Isamara, también está entre las víctimas. Dos días después de este crimen horrendo, no hay duda de que se trata de otro caso de violencia de género en un país con uno de los índices de feminicidios más altos del mundo.

En cartas y archivos de audio, el agresor justificó los 12 asesinatos que luego cometió alegando que buscaba venganza por haber perdido la custodia de su hijo tras haber sido denunciado por la madre por abusar sexualmente del niño. La policía estaba investigando la denuncia de Filier. En el material dejado por Araújo, publicado por el periódico O Estado de S. Paulo, sus palabras son de odio y misoginia, de insulto a la madre de su hijo y a todas las mujeres de la familia. “Intenté pillar a la puta en la comida de Navidad, día en que me tocaba visita, así pillaría el máximo de putas de la familia, pero como no tengo práctica no lo conseguí”, afirma en una de las cartas halladas tras el suceso.

Araújo disparó contra 15 familiares y amigos de Isamara Filier. De los 12 muertos, nueve eran mujeres. Además de las tres víctimas que están hospitalizadas, otras tres lograron escapar de las balas. Dos adolescentes que se escondieron en un cuarto de baño relataron que el hijo del agresor le soltó: “Has matado a mamá”. En seguida, oyeron los disparos que mataron a João Victor. “Hijo, papá te quiere mucho. Juzgad lo que queráis, cada uno tiene su forma de amar. ¿No crucificó Dios a su hijo por amor a sus otros hijos, como dice la Biblia? No te voy a dejar sufrir más en manos de esa puta, hijo”, escribió Araújo.

Otros casos de violencia de género aún recientes demuestran cómo los ataques a mujeres parecen rutina en Brasil. El pasado 14 de diciembre, el gerente de un bar en São Paulo, Willy Gorayeb Liger, de 27 años, violó y mató a golpes de bate de béisbol a la militante feminista Débora Soriano de Melo, de 23 años. En junio, una menor de edad fue víctima de una violación colectiva en Río de Janeiro. Son solo dos casos.

En la estadística de asesinatos de mujeres, Brasil ocupa la quinta posición en un ranking de 83 países, según datos del Mapa de la Violencia de 2015, elaborado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, entidad nacida de la Unesco. En el estudio anterior, de 2010, era séptimo.

Odio en las redes

Sin embargo, los investigadores sospechan que la realidad brasileña puede ser peor, ya que existen pocas estadísticas sobre el tema. La ley que condena el feminicidio solo se aprobó en 2015. La ley Maria da Penha, que aumentó el rigor de las penas por violencia de género y fomentó la creación de órganos específicos para atender a las mujeres, es de 2006.

Los recientes avances de la legislación brasileña se han visto acompañados de un fuerte rechazo de sectores conservadores, lo que ha provocado que, después de la masacre de Nochevieja, varias personas recordaran que las cartas de Araújo se parecen mucho a los discursos de odio publicados diariamente en las redes sociales. Tanto es así que algunos comentarios en las páginas web que han publicado la noticia pretenden justificar los asesinatos.

Las agresiones a mujeres, en cifras

Brasil es el quinto país más violento del mundo contra las mujeres, según datos de la revista Congresso em Foco y de la Fundaçao Perseu Abramo (del Partido de los Trabajadores). De acuerdo con las estadísticas de estas fuentes, cada 11 minutos es violada una mujer en el país. Además, cada 90 minutos se comete un feminicidio.

El 50,3% de las muertes violentas de mujeres son cometidas por familiares y el 33,2% por parejas o antiguas parejas. Brasil es el quinto país en el ranking internacional de asesinatos de mujeres, según el informe que realiza periódicamente la Facultad Lationamericana de Ciencias Sociales.

Las mujeres negras son las principales víctimas, con un aumento del 54% en la última década, mientras que los asesinatos de mujeres blancas cayeron un 9,8%. Se registran 180 denuncias de agresiones a mujeres cada día.

 Fuente: elpais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s